Los espráis de defensa de los vigilantes de varios centros comerciales, ante la Guardia Civil.

0
624
spray de Sabre

Los representantes de los trabajadores denuncian ante la Consejería de Interior y el Instituto Armado que se les obliga a usar un método de protección para el que no están preparados.

Los vigilantes de seguridad de los centros comerciales de Glòries, Splau y La Maquinista, en Barcelona, han denunciado ante la Guardia Civil y la Consejería de Interior el uso que se les obliga a hacer del espray de Sabre como método de defensa. En dos escritos remitidos a los responsables de los Mossos d’Esquadra de la Generalitat y al Instituto Armado, explican que se les ha negado de forma reiterada la formación necesaria para poder usar este producto.

Imagen del centro comercial Glòries de Barcelona, cuyos vigilantes de seguridad han denunciado el uso del spray de defensa

Los representantes de los trabajadores que han tramitado la denuncia, señala que el reglamento de armas vigente en el país deja claro que “los espráis están prohibidos”. La norma sí permite su uso al personal de seguridad, pero siempre que esté “identificado y especialmente habilitado”.

Falta de formación.

En todos los centros comerciales de Unibail Rodamco los trabajadores de este departamento usan los distintivos correspondientes, por lo que cumplirían a rajatabla la primera excepción de la normativa. El fallo viene en la segunda obligación descrita en la norma estatal.

Los representantes de los trabajadores relatan que los empleados de los tres centros solicitaron formalmente a la dirección que se organizara un curso en el que se les ensañara a usar dichos espráis. Recuerdan que las sustancias que se usan son tóxicas y corrosivas, por lo que un mal empleo puede provocar daños importantes a las personas.

Consulta al Ministerio del Interior

“Ninguno de los vigilantes de seguridad que presta servicio en el centro comercial tiene ningún tipo de formación para llevar esta arma”, afirma la denuncia. Ante esta situación, el sindicato sectorial recurrió a la Unidad Central de Seguridad Privada del Ministerio del Interior para verificar si era requisito indispensable una preparación formal previa al uso de esa arma de defensa personal.

Como la respuesta del comisario encargado de la división fue positiva, los representantes de los trabajadores decidieron denunciar los hechos. Solicitan a los responsables de Intervención de Armas que realicen las pesquisas correspondientes en los respectivos espacios comerciales y que “actúen tal y como marca el reglamento”.

Empresa subcontratada.

En ningún momento piden que se sancione a los responsables de seguridad de los centros comerciales, pero inciden en la necesidad de formar a los vigilantes privados. Los acusados señalan a Ombdus Seguridad, la empresa que gestiona la defensa de los espacios comerciales.

Los portavoces de Unibail Rodamco, la multinacional francesa que gestiona Glòries, Splau y La Maquinista, afirman que ellos no tienen competencia sobre cómo se organiza la vigilancia en los centros comerciales. Manifiestan que esto es una responsabilidad de la empresa subcontratada, el cliente, como siempre, lavándose las manos. La compañía es la destinataria de las denuncias que siguen su curso oficial. Por el momento, no ha propiciado ninguna actuación en los centros comerciales citados.

 

Comparte este contenido con tus redes sociales:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.