Ilunion y Trablisa sustituirán a Prosegur en la vigilancia de los grandes aeropuertos de Aena

0
1017

La renuncia a la subasta por parte de la empresa pública reduce a la baja la media a un 1,34%

Las dos grandes ganadoras se reparten un 63% de los 339 millones adjudicados

Las empresas Prosegur y Eulen deciden no ofertar a la baja en los contratos residuales a los que aspiran.

 

La apertura de plicas en el macrocontrato de 359 millones para adjudicar los servicios de seguridad de Aena ha confirmado la previsión: las grandes compañías, que a lo sumo aspiraban a lotes residuales, ni siquiera han pujado a la baja. Detrás del desinterés de Eulen, Prosegur y Securitas figura la dificultad de responder al presupuesto asignado a las subidas salariales y a las exigencias de calidad pactadas.

De los principales lotes en liza, Ilunion y Trablisa han presentado las mejores ofertas para los filtros de Barajas (Madrid) y El Prat (Barcelona). Este último, responsabilidad hasta ahora de Eulen, motivó el verano pasado la huelga de vigilantes resuelta en noviembre con un acuerdo en el que se incluían mejoras salariales. Aena ya ha incorporado las nuevas condiciones en la licitación y ahora la duda es si el importe presupuestado es suficiente para cumplirlas.

58 millones

En el mayor lote, el de 58,3 millones para los filtros de pasajeros de Barajas, Ilunion ha presentado la mejor oferta al rebajar en apenas un 0,2% el importe de partida. Es un descuento pequeño, pero puede resultar determinante, ya que su competidor, Trablisa, ha ofertado por el presupuesto de salida.

El otro gran contrato de Barajas, el de 38,8 millones para las rondas y equipajes, ha tenido a ICTS como mejor postor, con una rebaja del 0,5%. Ombuds ha quedado excluida, mientras que Eulen y Trablisa no han rebajado la propuesta inicial.

En Barcelona, el lote estrella, el de 41,4 millones para los filtros de pasajeros de El Prat, ha recibido la mejor oferta de Trablisa, con un descuento del 0,5%. Abydos ha quedado excluida e Ilunion no ha bajado de la cifra inicial.

El de las rondas y equipajes de El Prat, por 23,5 millones, ha sido el lote más disputado entre los grandes, a juzgar por las empresas que han pujado a la baja: Sagital ha ofrecido un 1,5% menos e Ilunion, un 0,2% menos. Ombuds ha quedado excluida y Trablisa ha mantenido la cifra de salida.

En Palma de Mallorca, donde hay 30,8 millones en juego, también ha habido dos ofertas a la baja, la de Ilunion, por un 0,2%, y la de Trablisa, por solo un 0,01%.

Prosegur y Eulen

Si Eulen no ha rebajado un céntimo el presupuesto base del único lote al que aspiraba, en Barajas, Prosegur ha hecho lo propio en sus dos discretos acercamientos, para los lotes menores de Alicante-Elche-Almería y Jerez-Sevilla. Securitas, que tiene una división específica de seguridad con presencia en 53 aeropuertos de todo el mundo y que en la actualidad no vigila ningún aeródromo español, no ha mostrado interés por ninguno de los lotes.

El desinterés de las grandes empresas por un contrato que, según sus cálculos, no permite aplicar las mejoras salariales acordadas contrasta con la posición del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Esta semana, el titular del ramo aseguró que los pliegos son «suficientemente abiertos» para abordar ampliaciones en algunos supuestos.

Afirmó, además, que algunas de las empresas reticentes, que no han optado por ninguno de los grandes lotes, estaban reconsiderando su decisión. «Puede que nos encontremos con la sorpresa de que finalmente se presenten», señaló durante un desayuno de Europa Press.

La sorpresa se la llevaron en realidad algunas empresas del sector, ya que, en la misma mañana del martes en la que De la Serna realizaba estas declaraciones, se produjo la apertura de plicas, lo que a efectos prácticos impide la concurrencia de nuevas empresas en el proceso o la mejora de las ofertas.

Lote número 15

En la apertura de los sobres, la propuesta más agresiva se produjo en el lote número 15, el de Málaga-Granada-Jaén, en el que ICTS presentó una rebaja del 6,03%.

Excluida esta oferta, las pujas más elevadas en términos porcentuales las presentó Segurisa, con descuentos del 2,08% y del 2,15%, respectivamente, para los fast track (filtros rápidos) de Madrid y Barcelona, cuyos importes ascienden a 6,8 millones de euros y a 1,9 millones, respectivamente. Con todas estas ofertas sobre la mesa, el gestor aeroportuario deberá decidir el nombre de la empresa ganadora para cada uno de los lotes. Lo que está en juego es el grueso de la seguridad en los principales aeródromos del país, después de que Aena decidiese desglosar el macrocontrato en dos licitaciones.

La primera, por unos 12 millones de euros, se refiere a los 20 aeródromos del país con menos de 400.000 viajeros al año, que será para un único adjudicatario. La segunda se refiere a los 16 lotes con un importe total de 359 millones de euros, que servirán para adjudicar la vigilancia de los veintisiete grandes aeropuertos de la red.

En la actualidad Prosegur, Eulen e ICTS se encargan de la seguridad en el 94% de los aeropuertos españoles.

Comparte este contenido con tus redes sociales:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.