Segur Ibérica presenta concurso de acreedores.

0
751

Propone despedir a toda la plantilla. La compañía cuenta con unos 7.000 empleados y pretende ser saneada ante de adquirirse por un fondo de inversión.

Fuentes del sector indicaron que la empresa ICTS se perfila como el posible comprador de Grupo Segur, cuya filial Segur Ibérica se encuentra incursa en un ERE para toda la plantilla, formada por unos 7.000 trabajadores. La empresa ha negado que se trate de un ERE extintivo o de cierre.

El grupo confirma su venta

Grupo Segur ha enviado un comunicado confirmando que ha acordado su venta a una multinacional del sector de la seguridad para responder a sus necesidad de adaptación a las condiciones actuales del mercado. La empresa asegura que, para materializar la compra, Grupo Segur inicia de forma voluntaria un proceso concursal acelerado que le permite legalmente contar con un plazo de tiempo para ordenar «aquellos aspectos administrativos en los que la empresa debe actuar con total responsabilidad pensando en el futuro a corto y largo plazo». Segur dice que ya ha trasladado a los representantes de los trabajadores la situación de venta, con el objeto de informarles sobre los aspectos concernientes a este marco de actuación que ahora se inicia.  La empresa adquiriente, afirma Segur, es una multinacional europea, de «contrastada fortaleza y solvente, con grandes capacidades tecnológicas, que busca mercados de inversión en España».

 

img-20161130-wa0011

Segur Ibérica ha comunicado a los representantes sindicales de los trabajadores que ha solicitado el concurso de acreedores ante los tribunales y que presentará4 un despido colectivo que, a falta de concretarse exactamente en que áreas se centraría, comienza afectando a toda la empresa. Ha sido este martes, en una comunicación que ha sorprendido a los propios sindicatos por su crudeza. El pasado 8 de noviembre, la compañía desmintió a Vozpópuli que hubiera concurso de acreedores ni que fuera a cerrar, tal y como se había informado.
whatsapp-image-2016-11-25-at-15-04-23-600x309

El sindicato USO, que lanzó un comunicado sobre la reunión, calificó de «jarro de agua fría» la comunicación del concurso. Para ellos, «es una forma de decir que lo que pretenden es abaratar un ERE ya por sí muy abaratado gracias a las últimas reformas laborales». Según aseguran, la empresa ha asegurado que quiere dejar todos los servicios que considera deficitarios, «que según ellos son los que no dejan un margen de beneficio suficiente o que se retrasan sistemáticamente con el pago». El objetivo es preparar la venta de la compañía y subrogar a muchos trabajadores.

Por su parte, en CCOO han estado despistando a los trabajadores, como de costumbre, y destacan que el ERE se inició este pasado lunes 28 pero que «no se ha detallado todavía la afectación real ni señalado listados de puestos teóricamente afectados». La compañía estaría realizando este saneamiento con la intención de ser vendida a algún comprador. A día de hoy, el accionista mayoritario es el fondo español MCH, quien a través de MCH Iberian Capital Fund III, controla Segur Ibérica mientras está presente en el accionariado de Europastry (productor de masas congeladas), Talgo o  Lenitudes (operador de hospitales).

A pesar del anuncio de que el ERE está dirigido a todos los trabajadores (el grupo Segur tiene unos 7.000 entre sus empresas Segur Ibérica, EAS, Consorcio de Servicios y Segur Fuego), difícilmente habrá tantos despidos ya que el objetivo es poder subrogar los trabajadores a las empresas comprantes. En muchos casos, el inicio del año podría tomarse como referencia para cambio del contrato. No obstante, el problema por el momento es que puede haber muchos servicios que sean deficitarios y tendrían complicado encontrar comprador.

El sindicato SNT lo ha explicado con este comunicado.

cydxtktxuaek4dy

Convulsos desde el verano

La situación en Segur Ibérica viene siendo compleja ya desde verano. Durante el mes de agosto, el diario Vozpópuli fue informado de que Segur Ibérica había sido embargada por parte de un juzgado de Madrid debido a unos impagos. Este diario se dirigió a la misma para comprobar si era cierto o no, recibiendo una negativa categórica por parte de su dirección de comunicación. Todo se debía a un error judicial ya subsanado, aseguraron, enviando posteriormente a este diario la documentación pertinente que así lo aseguraba.

Comparte este contenido con tus redes sociales: