Vigilantes a 12 horas, lo normal. El 1 de Mayo: ¿sabemos por que se celebra?

0
486
  • Un grupo de trabajadores norteamericanos eligió esta fecha del 1 de Mayo de 1886.

  • Querían reivindicar la jornada laboral de 8 horas. Eran tiempos con jornadas de 10 y 12 horas diarias.

14214114
Grabado de 1889 con el momento de la explosión de la bomba en la plaza de Haymarket. Del libro ‘Anarchy and Anarchists’, de Michael J. Schaack

La fiesta por excelencia del trabajador en la mayoría de los países del mundo es el 1 de Mayo.

Sin embargo, en sus orígenes fue una jornada bastante tumultuosa.

En 1884, la Federación Americana del Trabajo se impuso la meta de pedir la jornada de ocho horas, y escogió el 1 de Mayo de 1886 como la fecha de inicio de esa reivindicación. En esos años, en Occidente había jornadas de 10 y 12 horas diarias.

Llegada la fecha, muchos obtuvieron su reducción de jornada. Pero 340.000 obreros no consiguieron esta promesa e iniciaron una huelga en los días siguientes para obligar a ceder a sus patronos. La policía intentó detener las manifestaciones en Chicago. Se produjeron más de tres muertos entre los obreros.

Días después 15 policías murieron al explotar una bomba lanzada supuestamente por los sindicalistas. Cinco de ellos fueron ahorcados (ver imagen de arriba). Tres condenados a prisión perpetua. La Internacional Socialista se propuso en 1889 reivindicar la jornada de ocho horas para todos los obreros del mundo, y se haría mediante una gran manifestación en todos los países en honor a los Mártires de Chicago. Se proyectó que fuera el 1 de Mayo de cada año.

El día del Trabajo entre rusos y alemanes

Después de la Primera Guerra Mundial, se aceptó la jornada de ocho horas como un objetivo universal. No fue tan fácil instituir el 1 de Mayo como día de huelga porque se oponían rudamente las empresas y, desde luego, no pagaban ese día de fiesta.

La Unión Soviética, bajo Lenin, decretó el 1 de Mayo día de paro nacional. Hitler llegó más lejos porque Alemania fue el primer país no comunista en decretar que el 1 de Mayo fuera un día de paro, el Día del Trabajo, obligando a las empresas a abonar ese asueto a los trabajadores, pero suprimiendo los sindicatos. Francia le imitaría, obligada por Alemania, durante la ocupación en 1941. Hoy día, es una jornada de huelga pagada en casi todo el mundo.

¿Por qué Estados Unidos no celebra el Día de los Trabajadores el 1 de mayo?

El presidente americano Grover Cleveland firmó en 1894 la propuesta del Congreso que instauraba un festivo para celebrar el Día del Trabajo, pero no quiso que fuera el 1 de mayo precisamente para que no se asociara a lo ocurrido en Haymarket y se convocaran manifestaciones similares. Y más teniendo en cuenta que acababa de reprimir una huelga de trenes en toda la nación: los disturbios y enfrentamientos supusieron la muerte de 30 trabajadores; otros 57 resultaron heridos.

De hecho, este Día del Trabajo fue un intento de Cleveland por congraciarse con el movimiento obrero. No lo logró: perdió las elecciones que se celebraron ese mismo año.

¿Y por qué en septiembre?

El 5 de septiembre de 1882 ya se había celebrado un desfile en Nueva York, organizado por el sindicato Central Labor Union. El CLU era una rama de la Noble Order of the Knights of Labour (la noble orden de los caballeros del trabajo), el sindicato con el mejor nombre de la historia, que fue fundado en 1869 por sastres de Filadeldia. Según explica Slate, esto aseguraría que la fecha contara con suficiente asistencia y seguimiento.

Poco a poco (y tras huelgas y protestas), más países se fueron uniendo tanto a la jornada de 8 horas como a la celebración del Día Internacional de los Trabajadores, aunque optando por el 1 de mayo: Francia y España en 1919, por ejemplo. Hay que apuntar que el 1 de mayo no se celebró durante las dictaduras de Primo de Rivera (1923-1930) y de Francisco Franco (1939-1977). Y además, el límite semanal en los primeros años era de 48 horas, ya que se trabajaba seis días a la semana.

Estados Unidos no es el único país que mantiene diferencias respecto a este día: algunos países africanos y asiáticos no lo celebran. Otros han escogido fechas ligadas a su propia historia: en Bangladesh es el 24 de abril, en memoria de las víctimas del derrumbe del Rana Plaza en 2013. En Japón tiene lugar el 23 de noviembre (era un antiguo estival de la cosecha), aunque muchos sindicatos también organizan actos en mayo. Y en Nueva Zelanda se celebra el cuarto lunes de octubre, conmemorando la iniciativa del carpintero Samuel Parnell, que en octubre de 1840 convenció a muchos obreros para que se negaran a trabajar más de ocho horas al día.

Comparte este contenido con tus redes sociales: